sábado, diciembre 01, 2007

XXXV

Bendito nuestro ring de pugilato,
(tres minutos de amor a sangre pura)
los besos que parecen quemaduras,
el móvil peatonal de tus zapatos;
bendita la comparsa de los gatos
que buscan cierta estrella en la basura,
los dedos que aprisionan tu cintura,
la piel en catecismo de arrebato.
Bendita tu mirada color lila,
el cielo demorado en tus pupilas,
de lánguida inocencia;
la vereda de siempre donde pasas,
la puerta de la entrada de tu casa,
altillo, corazón y dependencias.

10 comentarios:

gorrión dijo...

...querido amigo, c�mo me gustan estos poemas y c�mo me llegan.Se nota que a las palabras las cargas con un gran sentimiento mezcla de homenaje , deseo, admiraci�n y mucho amor. Disfruto mucho todo lo que escribes y...me los voy guardando para tenerlos m�s a la vista siempre que desee recibir una dosis alta de bendiciones.Abrazograndeabrazo!

Carlos dijo...

Querido Gorrión, cuanto me alegra que mis poemas trepen a lo más alto de la copa de tu árbol, para quedarse contigo. :)

Te dejo un gran abrazo.

Evan dijo...

:)

Gracias por hacerme sonreir hoy sábado... ando con el corazón apretado y este soneto me sacó una sonrisa!!

Un beso enorme, mi poeta preferido!

Carlos dijo...

De nada Ev, siempre la sonrisa es buena porque la felicidad es un ejercicio de constancia.

Un beso grande.

titania dijo...

Buenas noches.

Todo el sábado estudiando, :-(, hago un descanso, he salido bien abrigada a mirar las estrellas, es como si tuviera que motivarme para seguir, al pasar por aquí, ví una estrella en forma de bendito, como esa comparsa de gatos.

Brilla tu bendito.

Tambien encontré la imagen que buscaba para tu soneto.

Un beso.

Tere-Teresa dijo...

Querido Carlos, no había entrado todavía (imperdonable), en tus benditos, hoy, domingo por la mañana, tranquila y descansada, he entrado a ver las fotos (preciosas por cierto), y detenidamente a leerte aquí.

No puedo explicarte lo que he sentido....bueno si, sencillamente eres excepcional. Y lo que mas rabia me da es que Sabina, nuestro querido Joaco, tenga unos benditos-malditos, porque aunque creí que nunca lo diría eres infinitamente mejor que el. Eres menos descriptivo y mas profundo,he aprendido con los años a ser crítica,y menos mitómana...
Te mando mi corazón envuelto de regalo querido amigo. Ah! no, si lo tienes tú.
Que enorme alegría haber entrado aquí.
tuya tuyísima
Tere.

Carlos dijo...

Despues de decir en voz bien alta "IMPERDONABLE" un par de veces, jajaja, digo:

Mía, "miísima", amiga del alma, te consiento lo que has dicho porque es domingo (por la mañana aquí) por la tarde allá y debe hacer frío en Valencia y el frío como tu sabes nos vuelve, como decirlo, melancólicos y "exagerados". :)

La musa personal de Joaquín anda por mis Benditos; cada tanto, cuando el flaco no se da cuenta, pasa por casa y me besa en la boca.
(shhhhh, no se lo cuentes, eh)

Si, ya tenía tu corazón, pero nunca está de más volver a recibirlo.

El amor de siempre.

Carlos dijo...

Hola Titan, como va la niña vendimiadora :)

Cada tanto es buenos hacer una pausa para salir a a la noche y mirar las estrellas.

Con mis brazos te abrazo y te abrigo.

Un beso grandísimo.

Iré a ver la imágen.

MAYA dijo...

Bendito lo que escribes y Bendito como adornas mi refugio.

Un beso,

Maya

Carlos dijo...

Mi queridísima Maya, eso será, porque en algún punto siento tu casa como la mía.

Me gusta ir a verte, y ver como mis palabras te miran desde el costado derecho de tu blog.

Un beso.