martes, abril 08, 2008

XLVIII

Bendita María Emilia, sol y luna,
sobrina del deleite de su tío,
navío
por un río de aceituna.
Columna vertebral de la fortuna,
llovizna de rocío,
alado corazón, tan suyo y mío,
gorrión, canción de cuna.
Bendita su bendita compañía,
su voz de mediodía
por mi mano,
sus ojos de mirar la luna llena,
sirena
por un cielo de verano.


(Escrito desde los zapatos de su tío)

23 comentarios:

Evan dijo...

:( vos también tenés una sobrina llamada María Emilia??? Tan igual a mi hermanito lobo!

Me derritió la ternura de este post!!

Un beso inmenso, querido poeta!

Carlos dijo...

En realidad Evi, es una especie de parentesco por carácter transitivo. Si María Emilia es sobrina de Carlos por parte de su hermano/a, carnal y Carlos y yo somos hermanos lobunos, María Emilia, en algún punto viene a ser sobrina mía. :)

un beso cosanguíneo. :)

Evan dijo...

:) y sobrina mía!!

Sabíaaaa que era de ella de quien hablabas!! Te han dicho que sos un amor?

No entiendo por qué en mi primer comentario me salió una carita triste :( cuando en realidad quería poner una sonrisa radiante :D

Un beso de parentezco!

Carlos dijo...

Carlitos, 22:02 en Quito, acabo de conectarme a internet.
Veo un mail de Evan que me conduce a Benditos.

Acabo de llegar y leo. Vuelvo a leerlo y se me llenan los ojos de lágrimas.
Si tuviera que hablarte no podría porque tengo el agradecimiento atravesado en la garganta.

Prefiero escribir lo que siento, quizás mañana pueda esbozar un comentario normal...hoy te dejo lo que comenta mi corazón.

Que eres un tipazo Carlos, entrañable amigo y generoso con ese bendito don que te acompaña.

Gracias por esta sonrisa que me sacas, porque también conoces el afecto que los lobos prodigamos a los sobrinos. Porque eres miembro principal de mi manada en los afectos.

Gracias compañero, hermano, y amigo con orgullo lo digo...

Carlos dijo...

Evi, Carlitos es tan generoso que nos permite compartir su título de tío con nosotros. :)

Un beso de carita feliz.

Carlos dijo...

Querido Cumpa, 07.50 en Buenos Aires y tu emoción me emociona y me llena de alegría. Yo regalo lo que tengo, mis letras, y sobre ellas sostengo este afecto que venimos compartiendo de Blog a Blog, desde hace un largo tiempo.

Que valioso poder emocionarnos en estos tiempos de realidades tan duras.

Un beso inmenso a mi "sobrina postiza" y para vos, el abrazo de siempre.

titania dijo...

Un besito a "preciosa musa"

Otro a los tios, a todos.

Mía dijo...

Mi bendito poeta y hermoso tío postizo: que puedo decir que ya no haya sentido antes al ver tu generosidad de tus sentimientos para los otros.

Lo he vivido en carne propia apenas al conocerte ya empezaste a darme tu afecto en palabras y hechos.

Un beso grandote y hermosas las palabras, si esta tinta virtual tuviese sabor sería dulcísima.

Mía (tuya)

Carlos dijo...

Marta, tomo el beso que me corresponde y retransmito los otros a sus respectivos destinatarios.

Te beso por mí. :)

Carlos dijo...

Mía, (mía), estas ventanas, que con solo abrirlas nos permiten conectarnos con gente de tantas partes del mundo, arman un entramado de afecto, que por supuesto tiene una importante cuota de fragilidad, pero también es entrañablemente sólido, en tanto tengamos siempre la mano tendida y el corazón en alerta.

Un besote.

Carlos dijo...

Cumpa, me olvidé de agradecer a la niña disfrazada de cartero que va y viene de tu blog al mío. :)

Un abrazo, de lobo a lobo.

Carlos dijo...

...pues cumpa, se merece un beso de ambos lobos la bella niña cartera entrerriana ;)

Carlos dijo...

Como diría Joaquín, "dos besos, uno por mejilla". :)

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Desde la mitad del mundo te envio un abrazo. Siente mi emoción y gratitud. Soy la madre de María Emilia, la sobrina universal.... que bello pretexto para demostrar que están hermanados.
Gracias por escribir desde los zapatos de Carlos.
Y recibe también querido Carlos la sonrisa de mi pequeña y su agradecimiento traducido en el brillo de sus ojitos al leer tus benditos versos.

Saludos,

Elizabeth

Unmasked (sin caretas) dijo...

Me contaron por ahi, que habias escrito un bendito para Maria Emilia.

:)

Dulces palabras, asi son los ninos, lo que te inspiran, dulzura.

Besos para vos flaco

petra

Carlos dijo...

Querida Elizabeth, a esto es a lo que me refiero cuando hablo de los pequeños milagros de Internet.

Resulta que yo paso por el Blog de Carlos, escucho el audio de sus respuestas, percibo su emoción cuando habla con tanta ternura sobre María Emilia y escribo desde esa emoción, como una forma de retribuir ese sentimiento de Carlos que tanto me ha ha conmovido.

Y días después, de la nada, apareces tu, para agradecer mis palabras. Qué maravilla.

Para mí ha sido un gusto escribir desde la emoción de tu hermano y poder robarte a ti y a María Emilia el destello de una sonrisa.

Reciban ambas un beso enorme, desde el sur del mundo.

Carlos (lobo, como tu hermano)

Carlos dijo...

Así es niña Petra, ahí está mi soneto / canción de cuna, para los nueve añitos de María Emilia.

No hay nada más gratificante que compartir el sentimiento del otro.

Te dejo un besote.

Abril Lech dijo...

Esta es la forma de contar que amo en Sabina. Lo lagraste en forma brillante. Yo si fuera vos -y lo digo en serio- busco música para unos cuantos que acabo de leer.

Creo saber quién. ¿Lo pensaste ya?

Carlos dijo...

Querida Abril, nombrar a Joaquín en casa, es mentar lo divino.

La comparación se debe a tu altísimo grado de cortesía.

Tengo (tenemos) en Apenas Penas algunas cosas musicalizadas, cuando quieras puedes pasar a escucharlas.

Un besote.

MAYA dijo...

Bendita la sobrina del poeta, que juega atada a sus zapatos con la inocencia de ser el más bello de los sueños de quien le susurra al oído tan hermosas melodías.

Un beso querido poeta. Siempre un placer.

Carlos dijo...

Querida amiga, en este caso se trata de una sobrina "postiza", la niña en cuestión es la sobrina de Carlos, el lobo ecuatoriano y nosotros la hemos adoptado. :)

(Cada vez que pasas, Buenos Aires florece de jazmimes)

El mismo beso de siempre.

Aldabra dijo...

acabo de descubrite ahora por este rincón... benditos sean tus versos.

bicos,
Aldabra


¡¡estoy asombrada!!

Carlos dijo...

Hola Aldabra, nunca es tarde para llegar a casa. :)

Bienvenida.

Un beso.