sábado, marzo 01, 2008

XLIII

Bendita la pasión cuando desata
temporales de mar embravecido,
los relojes que cuentan los latidos,
las cartas que terminan con posdata;
tus manos con que anudas mi corbata,
las mías, que te quitan el vestido,
esos meses que pasan aburridos
y el tiempo desbarata;
cierta pena tenaz de amor nocturno
y el beso del otoño taciturno
con que beso tus labios y los muerdo;
bendito ver llover por la ventana,
pensado que mañana,
la lluvia de anteayer será un recuerdo.

12 comentarios:

Evan dijo...

Vengo desde "Apenas" embelsada con tus letras y aquí termino de derretirme...

No es justo que escribas tan lindo y tus palabran lleguen tanto a mi pobre corazón :P

Besos, mi querido Enrique!

Carlos dijo...

Evanuchi querida, la noche no se presta para cruzar de vereda, por eso te agradezco tu doble huella en mi casa. (aún a riesgo de mojarte)

No es que mis palabras sean tan lindas, sino que tu corazón es muy grande.

El pronóstico sigue anunciando lluvias, viene el otoño con su paso lento y yo, que me parezco tanto al otoño, lluevo esta noche, con la intención de ser un recuerdo.

Un besote.

WILHEMINA QUEEN dijo...

Bendita esa pasión que me enloquece
y pare temporales de emociones
cuando los relojes paran y la lluvia se hace con mi cuerpo para ofrecerte
el vergel que guardo en el secreto cajón de mis deseos.


Precioso, siempre es tan lindo leerte!
quién pudiera escribir así, como tú!
un abrazo!

Carlos dijo...

Querida Vero, escribir para mí es un elemento liberador, la escritura me sostiene y me presta capacidad de vuelo. La otra parte del proceso, son ustedes, que gentilmente pasan a leerme.

Gracias por eso.

Un beso.

Mía dijo...

Bendito poeta: siempre me gustaron las cartas o mails con postdata, con esa sensación de que no me habían dicho todo y había todavía algo por decir, da lugar a pensar que hay todavía tiempo a futuro para seguir hablando.

...y yo tomo también tus palabras que bendicen la lluvia aunque cambio un poco y digo lluvia que al verla caer permite a mi mente revivir recuerdos de lluvias pasadas.

Un placer pasar por su casa y le mando un beso.

Mía

Qettah dijo...

conseguiras que hiperventile en una de estas... voy a empezar a leerte con armadura o no respondo, ajajaja...

besos "arrebolados"...Qettah

Carlos dijo...

Mía (mia) confieso que si no tengo que salir, amo la lluvia, ver u oir llover es curativo, yo suelo meditar al compás de la lluvia y escribo bastante bajo su melancólico efecto.

PD. algo me dice que mañana ha de "llovernos" todo el día.

Un beso.

Carlos dijo...

Señorita Qettah, no me asuste, que yo después me quedo con sentimiento de culpa. :)

Respire despacio.

Besos a través de la mirilla de la cerradura. :)

Unmasked (sin caretas) dijo...

hace centurias que no vengo por aqui.

Que precioso este soneto, me gusto mucho.

Un saludo para usted rambo boronbonazo azo azo y otro para la destinataria. :)

petronila

pd: ya se kasellis, queres que te haga mas rimas, queres robarme mis ideas, no te hagas ilusiones por favor. jajaj.

ok te tiro otra.

petrona esta gordinflona

(es el ultimo que te soplo jaja)

have a good week.

Carlos dijo...

No quiero pensar srta. Pía, que el único interés para pasar por este sitio fue aquel soneto que supe compomerle. No creo. :)

Me alegra que cada tanto se corra hasta este rincón y que le haya gustado este soneto. Se agradece.

Un beso en la panza.

Mía dijo...

Mi bendito poeta: estuve pensando que tantos días de lluvia en Buenos Aires no son ingratitud de él hacia mí...no será que toda esta agua sea necesaria para acrecentar la nostalgia y así recordar muchas cosas que creía olvidadas?.

Un beso de lluvia tenue y ligera o intempestuesa, como usted decida.

Mía

Carlos dijo...

Mía (mía) la lluvia no deja de ser un rito de purificación. De exponer el alma a los decires del agua.

En mi diccionario de rimas, lluvia y nostalgia son sinónimos.

Yo la beso de llovizna.